UsinaEco es una cooperativa de reciclado nacida en 2018, que tiene entre sus objetivos trabajar en la construcción de una sociedad equitativa, solidaria y sustentable. Mediante campañas de formación y promoción: recogemos, clasificamos y acondicionamos distintos materiales reciclables para darles el destino correspondiente.

Surgimos de forma independiente y autónoma, sin la afiliación ni el apoyo de ningún partido político, religión o institución alguna. Pero si es nuestra vocación vincularnos y crear redes con todos los sectores y actores sociales responsables, que estén comprometidos con el bienestar de las personas y el ambiente.

A través de nuestra Área de Formación Cooperativista nos enlazamos con más de 60 instituciones educativas formales y no formales, públicas y privadas. Nos involucramos en el proceso de formación de casi 6000 estudiantes de las distintas Modalidades y Niveles del sistema educativo, a saber: Nivel Inicial, Primaria, Secundaria y Superior. Modalidad Técnico Profesional, Modalidad Especial, Permanente de Jóvenes y Adultos. Y vamos por las que faltan.

UsinaEco está integrada por 82 cooperativistas, y confiamos en que vamos a ser más.

Cimentamos una base de derechos tales como el reconocimiento jurídico y fiscal, monotributo social, uniformes, elementos de seguridad, cobertura médica, seguros personales, edilicios y de rodados. Servicio de emergencias médicas y Calendario de vacunación al día.

Contamos con permisos y licencias para grupos de riesgo en el marco de la pandemia, embarazo o enfermedades. En todos los casos, los y las socias de la cooperativa continuamos recibiendo nuestro retiro mensual.

Desde nuestro nacimiento a la fecha, 117 personas han trabajado en UsinaEco. Compañeras/os que pertenecemos a distintas clases sociales, unidas desde la diversidad y legitimadas por nuestro trabajo colectivo. En nuestra cooperativa los saberes populares y académicos se nutren todos los días desde la acción. Unirnos para el logro de mejoras comunes es el capital más grande que tenemos, independientemente de dónde vengamos.

Logramos ser reconocidos como Destino Sustentable habilitado por OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible: autoridad de aplicación de la normativa ambiental de la provincia de Buenos Aires). En la planta ingresan mensualmente 60 toneladas de materiales reciclables promedio que son acondicionados y reinsertados al circuito productivo.

Fuimos participes del festival Sustentable Mastai (Mercedes), del primer corso Sustentable (Exaltación de la Cruz), de la primer Peregrinación Sustentable a Luján, del primer festival Música en la plaza Sustentable, la Carrera de Aventuras Discovery Race. Participamos en la Fiesta del Pueblo en Jáuregui, La Caminata del Lalcec y el Late por el Hospice.

En la suma de estos eventos logramos recuperar más de 5 toneladas de materiales reciclables.

En la mayoría de estos eventos fuimos reconocidos por sus organizadores con la contratación de nuestro servicio.

Cuando se decretó la Emergencia Ambiental en Luján, el municipio en reconocimiento a nuestro trabajo nos propuso realizar una parte de la recolección de residuos domiciliarios y hemos aceptado el desafío de atender a más de 20 barrios del partido de Luján. Esto nos permitió generar 30 nuevos puestos de trabajo, entiéndase: 30 socios y socias a la cooperativa.

La igualdad de género la entendemos  como acción colectiva en resultados, y es por esto que las primeras mujeres recolectoras de residuos de nuestra ciudad son socias de UsinaEco.

Nuestra única condición, para empezar las negociaciones y prestar servicio, fue que ningún trabajador municipal del sector de recolección quedaría desempleado. Al día de la fecha no se conocen despidos.

El contrato del servicio de recolección con el Municipio lo pueden encontrar acá.

Estamos trabajando desde el primer día por un Luján sustentable, para que entendamos la diferencia entre basura y residuo. Para que seamos responsables en el consumo y considerados con los recursos naturales. Para que practiquemos la separación domiciliaria y exijamos las estructuras necesarias para que esos residuos no sigan contaminando nuestra ciudad y puedan ser valorizados. Para que el rol social de los recolectores urbanos (mal llamados cirujas o cartoneros) y el de los recolectores de residuos (mal llamados basureros) sean reconocidos como esenciales para el buen desarrollo de una comunidad amigable con el ambiente.

Agradecemos a los sectores públicos y privado que confían en nosotros. También al vecino que nos alienta y nos critica de manera constructiva. A los medios de comunicación que desde nuestros comienzos demostraron su interés difundiendo nuestro trabajo. A montones de personas que nos brindan su apoyo con la condición de no nombrarlas.

Y por este medio pedirles disculpas por los errores cometidos y también por los que seguramente vamos a cometer.

Si les interesa nuestro trabajo, pueden ver más en nuestras redes sociales. Nos encuentran en Instagram, Facebook y Youtube como Usina Eco. También escribirnos a usinaecolujan@gmail.com 

Esperanzados de que esta pandemia termine pronto, de poder compartir mil mates, los saludamos y les pedimos que sigamos cuidándonos entre todos.  Y Que ese “cuidarnos” no se termine nunca.